22 de diciembre de 2010

Irlanda

Irlanda. La chica con la que compartía mesa se llamaba Irlanda y, curiosamente, tocaba el violín en un grupo de música celta. Era lo primero que había descubierto de ella, bueno, eso y que era incapaz de dejar de sonreír. Gabriel se preguntaba si no le dolerían las mejillas al tener los músculos comprimidos y en tensión durante horas.
- En realidad no me dedico a la música profesionalmente -le aclaró-. Me gustaría, pero tal y como están las cosas ahora, no me daría ni para pagarme el alquiler. Trabajo en una librería y con eso, me las arreglo bastante bien.
Gabriel se sintió identificado con ella en cierta manera. Él también tenía una vocación creativa a la que no podía dedicarse si quería pagar las facturas, la pintura.
- Y ¿qué haces ahora con el violín? ¿Vas a ensayar? -curioseó sintiendo algo más de interés por la  desconocida de ojos grandes y almendrados.
- Lo cierto es que vamos a dar un concierto en un bar dentro de un par de horas. Por eso estoy aquí haciendo tiempo -contestó llevándose la taza humeante a la boca. Después se relamió los labios para eliminar las marcas de chocolate y Gabriel pensó que sería algo gracioso de retratar-. ¿Te gustaría venir a escucharnos tocar?
La pregunta arrastraba una mezcla de ilusión y entusiasmo desbordantes. Dos emociones que Gabriel no había experimentado desde los últimos... bueno, más bien nunca.
- Te agradezco la proposición, pero tengo mi tren sale dentro de media hora. Quizás en otra ocasión -dijo educadamente.
- Quizás... -murmuró Irlanda.
Cuando volvió a sonreir, sus labios no mostraron la misma alegría.

14 comentarios:

  1. ¿Por qué no se va al conciertooo..? :O

    Así, sin pensar, espontáneo XD

    ResponderEliminar
  2. Hacia tiempo que no pasaba por tu rincón, no por gusto, por falta de tiempo para no variar.
    Maria.. como siempre, me has dejado con la boca abierta, para empezar el nombre de la chica es como mínimo especial.. y muy bonito.
    Es cierto, que alguien que es músico y disfruta con eso, es lo primero que suele contar ^^ ( Lo sé por experiencia )
    En fín, un placer haberme pasado, ha sido el primer blog que he tocado desde que he entrado y sinceramente he encontrado lo que esperaba, una grata sonrisa, y el deseo de seguir volviendo cargada de ilusión.
    Un besito maria, enhorabuena por todos tus textos, y por tu forma de escribir.

    ResponderEliminar
  3. Con la descripción que hiciste el otro día de la chica, ya se intuía que era alguien especial, y ahora lo he confirmado. Irlanda...me gusta.

    Gabriel debería empezar a darse una oportunidad ¡pero ya!

    Seguro que no es su último encuentro...

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Irlanda, bonito nombre :)
    debería perder el siguiente tren de cabeza vamos, e irse a disfrutar del concierto...
    y de ella tal vez ;)

    ResponderEliminar
  5. Bueno, creo que alguien acaba de encontrar a una persona interesante con la que compartir su tiempo. Estoy segura de que Irlanda hará las delicias de Gabriel... O eso espero porque esta chica me encanta para él.

    Esperando a la próxima entrega, como siempre...

    ResponderEliminar
  6. Oh... la historia sigue simplemente genial. Tiene su adicción que se vaya explicando en partes. Me gusta.
    Mh.. yo dejaría pasar el tren, la verdad. Si no has sentido nunca un sentimiento parecido... ¿cómo se perdona uno dejarlo marchar?

    ResponderEliminar
  7. Me sigue encantando esta historia. Tiene mucho gancho.
    Irlanda... qué nombre tan original! Parece una chica con un perfil muy interesante también.
    Besos.
    Felices fiestas! :)

    ResponderEliminar
  8. Me encanta su nombre. Tiene algo que ya la hace especial de por si. Y añadiendo su carácter la hace alguien muy diferente a la gente de cada día. Pero de hecho, ¿Conocemos realmente a la gente de cada día como para etiquetarlos como normales y corrientes? Y si los conociésemos, como saber que es normal y que no!

    ResponderEliminar
  9. Pobre Irlanda se lleva una pequeña desilusión, espero que quizás si la escuche tocar el violin :D

    Bss

    ResponderEliminar
  10. Muy original el nombre. Y muy bonito el texto. Enhorabuena por este don que tienes.

    ResponderEliminar
  11. Aixxx me encanta la historia de Gabriel, estoy segura de que Irlanda será la chica definitiva que consiga abrir su corazón...Quiero saber que pasa con esta historia!!!jejejeje

    Muaaak wapa! Genial tu relato, como siempre ;)

    ResponderEliminar
  12. Esto me gustó! Irlanda... fantástico nombre :D

    Te invito a mi blog wildheartssunglasses.blogspot.com!

    ResponderEliminar
  13. Acabo de descubrir tu blog y estoy poniendome al día con las entradas, pero éstas sobre Gabriel me están enganchando.

    Sigue!

    Seguiré leyendo. :)

    Ciao Ciao.

    ResponderEliminar

Planta tu semilla...